ÚLTIMOS VÍDEOS

sábado, diciembre 5, 2020
DeportesDestacados

“Jugaron como nunca y perdieron como siempre”. Selección Colombia es goleada y se aleja de Qatar 2022

Cortesía: Gol Caracol
65views

Normalmente, la frase popular “jugaron como nunca y perdieron como siempre” se refiere a aquella selección nacional de Colombia de futbol de los años 2000 cuando mantenían una defensa sólida y optaban por el contragolpe ante rivales de alta jerarquía como Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay. Se terminaba perdiendo estos partidos pero dejaba una sensación de que el equipo sacó la fuerza, la garra y el corazón para sacar un resultado en partidos con un grado de dificultad, pese a no obtener los tres puntos.

Veinte años después, una nueva generación que pudo retornar a dos copas del mundo, que deslumbraba su genialidad en el campo de juego, se mantenía unida como una familia, bordaba la felicidad en sus concentraciones e hizo ilusionar a más de 40 millones de habitantes con un título internacional, juega como nunca se había visto, pero de forma negativa. Actualmente es una formación con un desorden táctico, con jugadores que, al parecer, sienten que la camiseta tricolor es un trapo para limpiar los objetos de la casa, corren como si estuvieran ganando pero el resultado es distinto, y un director técnico que no conoce el entorno futbolístico, asume su responsabilidad como niño regañado y piensa que lo esta haciendo bien cuando no es así.

Ayer en la ciudad de Quito (Ecuador), se vio una de las peores versiones vistas del futbol colombiano en décadas, un marcador de 6-1 que no se había visto desde los años 70. Claro, uno puede perder, pero lo que se recrimina en esta ‘generación perdida’ es la actitud sobradora de los futbolistas. Profesionales que entonan el himno nacional por compromiso y no con el alma, desarrollan un estilo contradictorio al que había implementado años atrás el estratega argentino José Néstor Pekerman, el adversario anota en el arco colombiano, y el líder no aparece para animar a sus compañeros, entre otros aspectos que llenan de odio a un combinado que en los últimos tiempos, había acostumbrado a sus hinchas por sus triunfos.

Lo más seguro es que esta dura derrota no les va a hacer mucho daño a ellos, porque se observaran en sus redes sociales, una cantidad de fotos y videos en sus lujosas casas o yates, tomando licor, y estarán dichosos de la vida sin saber que la eliminatoria es corta y que estando fuera de la zona de clasificación, hace que el combinado nacional realice una campaña imposiblemente perfecta, con Brasil y Argentina por delante, dos equipos que han tomado seriamente esta competición.

Si se tuviera que declarar culpables de esta humillación internacional, inicia desde los altos mandos de la Federación Colombiana de Futbol, que esta mas preocupada de pagar su deuda en el caso de las boletas que en diseñar métodos para elevar el nivel en el futbol nacional, mas concentrada en el dinero que en la reputación de la selección. El cuerpo técnico es culpable por despreciar a sus rivales, excusarse con el clima, realizar cambios apresurados en el primer tiempo y no colocar los hombres adecuados para cumplir su función en el terreno de juego, reaccionando cuando el partido ya está decantado. Finalmente, los jugadores son parte del problema, no hay quien asuma esta debacle, todos se esconden en un escudo de ego que temen ser señalados por la opinión pública, cuando se les pide explicaciones, y por las razones expresadas anteriormente.

Es verdad que la eliminatoria aún empieza, pero son de estos partidos que generan rabia, tristeza, desilusión, sumando a las actuales condiciones que está atravesando el país. En marzo del 2021, se tendrá que ver un cambio total, porque la siguiente fecha es ante nada mas y nada menos que Brasil, un equipo que lleva cinco años sin perder en eliminatorias y buscará en Colombia seguir haciendo historia. Si en el año entrante, no hay un cambio desde la dirigencia hasta los convocados, no hay un poco de dignidad y sentimiento por la camiseta amarilla, prácticamente volverán los tiempos en los que el mundial se verá por televisión sin el equipo colombiano.

Por otra parte, un ‘equipazo’ fue el seleccionado de futbol de Ecuador, y no es de sorprenderse porque, en este momento, cuenta con un proceso de renovación, lo que lo llevó a ser tercera en una copa mundial sub-20; en cuanto a nivel de clubes es la tercera liga competitiva de Sudamérica, y tiene un técnico que sabe leer el partido, busca la energía de la juventud, fortalece sus debilidades y hace lucir mal a sus rivales. Solo ha perdido con el combinado argentino en Buenos Aires, con un gol de Lionel Messi desde el punto penal.

Leave a Response