ÚLTIMOS VÍDEOS

sábado, septiembre 25, 2021
DeportesDestacados

¡Final, Final, No va más!: Colombia sin la Copa América

Cortesía: AS Colombia
231views

Tras un año de pandemia del COVID – 19, un mes de protestas sociales en el país y el anuncio del Ministerio del Deporte solicitando el aplazamiento de la competencia con el fin de tener público en los estadios, la Confederación Sudamericana de Futbol (CONMEBOL) negó la petición del Gobierno colombiano y confirmó que los partidos que se tenían establecidos en territorio nacional serán relocalizados para llevar a cabo el torneo sudamericano.

En un comunicado, CONMEBOL recalcó la dificultad de posponer la Copa América 2021 a finales del año, teniendo en cuenta el calendario de competencias internacionales de los jugadores y la logística del campeonato. “La CONMEBOL agradece el entusiasmo y el empeño puestos por el presidente de la República de Colombia, Sr. Iván Duque y sus colaboradores, así como por el presidente de la Federación Colombiana de Futbol, Ramón Jesurúm, y su equipo. Es seguro que en el futuro surgirán nuevos proyectos en conjunto para el crecimiento del fútbol colombiano y sudamericano”, dice la carta.

Todo comenzó en el mes de marzo de 2019 cuando la Confederación anunció la primera edición del certamen compartida en dos naciones (Argentina y Colombia), con el propósito de unificar los calendarios con Europa, dividir los gastos y reafirmar la unidad que tiene el pueblo sudamericano pese a las dificultades que se tenían para jugar las fases finales del torneo.

Con una inversión de $12.500 millones para adecuar los escenarios deportivos de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, se inició la operación “Copa América en Colombia”, un torneo que solamente se había organizado en el país en el año 2001, y que pese a los secuestros, atentados y muertes ocasionadas por el conflicto armado, se logró realizar y que tuvo a la selección nacional como campeona (Sin la selección de Argentina, con una Brasil totalmente joven y dos invitados de Centroamérica).

La Copa estaba prevista para iniciar el 11 de junio y terminar el 11 de julio del año pasado, con inauguración en Buenos Aires y la final en la ciudad de Barranquilla, “La Casa de la Selección”. Asimismo, se invitaron a dos selecciones de Asia, Australia y Qatar, para complementar el certamen. Sin embargo, el Covid – 19 llegó al continente y se empezaron a cambiar los planes, sobre todo cuando la emergencia sanitaria se desbordó, por lo que la CONMEBOL notificó el aplazamiento de la competencia por un año, tal como lo hizo la UEFA para la Eurocopa.

Cuando parecía que todo estaba solucionado, y más cuando se realizaron los primeros enfrentamientos por las Eliminatorias al Mundial de Futbol 2022, un rebrote del virus por el continente afectó la continuación del torneo clasificatorio, tanto así que el gobierno argentino empezó a rumorar su posible renuncia a la organización del evento, dejándolo en solitario a Colombia.

No obstante, en el país empezaron las manifestaciones sociales que lamentablemente se opacan por hechos de violencia y vandalismo que, incluso, afectó los alrededores de los estadios de Futbol, donde se disputaban los partidos de la Copa Libertadores de América. Ante esta situación, las condiciones para realizar la Copa no eran viables para los dirigentes internacionales, aunque el Gobierno se aferraba a su parte organizativa como si fuera un escudo de salvación. “Colombia necesita la Copa América”, expresó Ernesto Lucena, Ministro del Deporte.

Finalmente, una alerta de seguridad emitida por el gobierno de los Estados Unidos, y la amenaza de varios patrocinadores de la Copa América, se esperaba que el presidente Iván Duque confirmará la renuncia del país a organizar el certamen futbolero. Sin embargo, ante la terquedad del Estado Colombiano de seguir pidiendo nuevas fechas para realizar el torneo, Conmebol fue directo y puso punto final a una Copa inviable en el país.

La decisión de CONMEBOL fue aplaudida por muchos y lamentada por pocos. Mientras que algunos celebraban la decisión asegurando que en este momento el futbol es lo menos importante, otros en cambio veían la oportunidad de renacer económicamente, después de que la pandemia haya dejado pérdidas millonarias en los negocios.

En esta oportunidad, el Gobierno de Iván Duque tenia la posibilidad de desistir del torneo, tal como lo hizo Belisario Betancur con la Copa del Mundo de 1986. Sin embargo, la mentalidad puesta en el dinero que en la vida de los colombianos fue lo que lo llevó a no tener su Copa América como una forma de distracción ante las exigencias de la ciudadanía que se cansó de ver como estos señores no garantizan una mejor calidad de vida.

Leave a Response