ÚLTIMOS VÍDEOS

sábado, julio 24, 2021
ColombiaDestacadosRegiones

Comunidad indígena derriba monumento de Sebastián de Belalcázar en Popayán

Cortesía: Head Topics Colombia
312views

Finalizando la tarde del miércoles, integrantes de la comunidad indígena Misak, Nasa y Pijao protestaron en el Morro de Tulcán, ubicada en la ciudad de Popayán, donde derribaron la estatua en honor al conquistador español Sebastián de Belalcázar. Después de realizar una marcha por la vida en las calles de la ciudad blanca de Colombia, varias personas ataron cuerdas a la imagen ecuestre, tirando de ella al mismo tiempo, para luego tumbarla, y terminando con la decapitación de la misma, con gritos y aplausos de esta comunidad.

Según los pobladores, el monumento es destruido como parte de “reivindicar la memoria de ancestros asesinados y esclavizados por las élites”. El Movimiento de Autoridades Indígenas del Suroccidente Colombiano (AISO) señaló que el conquistador europeo cometió delitos como genocidio, despojo y acaparamiento de tierras, desaparición física y cultural de los pueblos que hace bastante tiempo tenía en su posesión la Confederación Pubenences, población que habito la región en la época de la conquista, basado en crónicas, relatos historiográficos, reconstrucciones, expedientes de archivo muerto, archivo clasificado del archivo central del Cauca, en textos académicos e historias de tradición oral cultural de la comunidad indígena.

Otra de las razones que dio este grupo por las que derivó la caída del monumento es el constante asesinato de lideres sociales y civiles del territorio, a causa de las masacres, que hasta el momento registra el numero de 55 en Colombia, y que el símbolo de Belalcázar es un ejemplo de lo que está sucediendo en el país.

Asimismo, varios representantes de la política colombiana se expresaron ante el hecho. Uno de ellos fue el alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón, quien reprocho este acto y aseguró que restaurará la estatua, que fue elaborada por el artista español Victorio Macho, e inaugurada en 1937. Mientras que los senadores Feliciano Valencia y Martha Peralta Epieyú mostraron su posición favorable ante lo sucedido, diciendo que “cae un símbolo de 500 años de humillación y dominación a los pueblos originarios” (Feliciano Valencia).

El debate esta puesto en Colombia, algunos piensan que es la misma situación que se presentó en Estados Unidos, donde manifestantes destrozaron estatuas a causa del deceso de George Floyd; otros opinan que hay una confusión en la historia indígena colombiana, y que están dispuestos a confrontar su posición cultural, siempre y cuando no accedan a la violencia. La minga en el territorio ha vuelto, donde quieren acorralar al gobierno del presidente Duque, a causa de la violencia en esta región de la nación.

Leave a Response