ÚLTIMOS VÍDEOS

sábado, julio 24, 2021
DestacadosPolitica

La separación de la Oposición en el Congreso

Cortesía: ABC Política
53views

Desde el ovacionado discurso del presidente, pasando por la cuestionable réplica y terminando con la división de la oposición, es como transcurrió la jornada de instalación del último periodo legislativo del Congreso de la República.

Con aforo casi que completo, y sin la presencia de los asesores de los congresistas y la prensa nacional, el Salón Elíptico sirvió de anfitrión para observar la elección de Juan Diego Gómez y Jennifer Arias como nuevos altos mandatarios, así como la derrota de Gustavo Bolívar y el enfrentamiento entre las colectividades de oposición.

Si bien es cierto que la instalación de las nuevas mesas directivas de Senado y Cámara de Representantes normalmente se realiza en horas de la tarde, las manifestaciones convocadas con anterioridad por el Comité del Paro hicieron que la agenda legislativa se adelantará para las nueve de la mañana, cuyo orden del día contemplaba el discurso del presidente de la república, Iván Duque, la replica de los partidos de oposición, los discursos de los presidentes salientes de Senado y Cámara, y luego la elección de sus sucesores.

Tras el aplaudido y cuestionable discurso del presidente Iván Duque, quien minutos después se retiró del recinto y dejar encargado al ministro del interior, Daniel Palacios, era el turno de que los partidos de oposición expresaran su inconformidad con el mandatario. Pero, a diferencia de años anteriores, no hubo un consenso entre los congresistas y definieron dividir los 20 minutos establecidos en el Estatuto de Oposición entre Alianza Verde (representado por Antonio Sanguino), Comunes (representado por Pablo Catatumbo Torres) y Colombia Humana (representado por María José Pizarro).

Parecía que este sería la única diferencia entre la centro izquierda. Sin embargo, cuando se procedió a las votación de las mesas directivas de cada corporación, se originó el acabose entre la Coalición de la Esperanza y el Pacto Histórico.

Inicialmente, el acuerdo sostenía que el presidente del Senado tendría que ser un senador del Partido Conservador, quien postuló a Juan Diego Gómez, un congresista de la Comisión Segunda cuestionado por dilatar el trámite del proyecto de Escazú, y que finalmente se archivó.

A raíz de este hecho, los verdes, a última hora, presentaron al senador Sanguino como presidente de la corporación, un hecho que sorprendió a los de Colombia Humana, ya que supuestamente había una plancha para votar conjuntamente y no fueron notificados de esta modificación. Incluso, miembros de la Alianza Verde como el representante Inti Asprilla sostiene que faltando quince minutos de la votación definieron la candidatura de Sanguino, calificándola como una ‘treta’ para luego justificar lo del senador Gustavo Bolívar y la segunda vicepresidencia. Finalmente, Gómez obtuvo la mayoría de los votos de los congresistas y se posesiono como nuevo presidente del Senado para este periodo.

Aunque la oposición tiene derecho a ocupar uno de los cargos de vicepresidente en el Congreso, de acuerdo con el Estatuto mencionado, y el que iba a ocupar este cargo era el senador Bolívar, lo que se vio fue una jugada maestra. Se realizó la votación para segunda vicepresidencia y el resultado fue 66 votos por el Voto en Blanco y 33 a favor de Bolívar, lo que ocasionaría una nueva elección con otro candidato, inhabilitando al congresista de la Lista de la Decencia. El hecho generó una tremenda indignación del Pacto Histórico, que ante la negativa de repetir la votación con Bolívar de candidato, decidió retirarse del recinto y no postular a otro candidato de su bancada.

Es ahí cuando la Alianza Verde, aprovechando la salida de los senadores del petrismo y con la constante amenaza de disponer el cargo a los sectores independientes (que no son tan independientes del todo – Cambio Radical y Partido Liberal), decidió postular a Iván Name, congresista del mismo partido, para ocupar este cargo.

Esta designación fue avalada por el Senado, pero la legalidad esta en duda, ya que la Alianza Verde, mediante la senadora Angelica Lozano, había ocupado el cargo para el periodo 2018 – 2019, por lo que la colectividad no podía repetir el cargo.

Para el senador Gustavo Bolívar, esta fue una ‘traición’ que llevaba días de preparación entre los verdes y las colectividades de gobierno, ya que asegura que “Faltando menos de cinco minutos dijeron que iban a lanzar a Sanguino. Lo hicieron para curarse en salud, porque ellos sabían que yo no iba a ganar y ahí meter a Name en la vicepresidencia”.

Por su parte, la Alianza Verde niega las afirmaciones de Bolívar, afirmando que su votación para la segunda vicepresidencia fue para el senador de la Lista de la Decencia, pero la plenaria decidió no respaldarlo. “‘Inadmisible que hayamos votado por Bolívar? Nos derrotaron con el blanco. Inadmisible que el Pacto Histórico prefiera a Juan Diego sobre Sanguino y le quiten el turno de réplica que le tocaba hoy al verde (hace un año fue de CH), se salen sin postular a nadie es su decisión”, escribió Angelica Lozano en su cuenta de Twitter.

Este hecho fue aprovechado por representantes del Centro Democrático para descalificar a Bolívar por financiar al grupo ‘Primera Línea’ durante el Paro Nacional. “La oposición postula a Gustavo Bolívar pero la mayoría de los congresistas votamos no a la financiación de la primera línea y a los insultos y estigmatización de nuestra fuerza pública. La oposición postula pero el senado elige. No es un nombramiento, es una elección”, declaró la senadora Paloma Valencia.

Entre tanto, el candidato presidencial de la Colombia Humana, Gustavo Petro, manifestó: “Les parece bien tener en la presidencia de las corporaciones públicas a los familiares de los narcotraficantes, pero sabotean que un hombre decente llegue a las mesas directivas. Ese es el tipo de política que dirige a Colombia”.

Leave a Response